Blog

¿Deportes de riesgo o deportes sin riesgo?

¡Hola amigos!

Como ya hemos comentado en otras entradas del blog, el ejercicio físico aporta indudables beneficios para nuestra salud, tanto física como psicológica. Ya lo dice el famosomens sana in corpore sano. Sin embargo, si queremos realizar deporte de forma más intensa o competitiva deberíamos tener en cuenta algunas consideraciones básicas.

Hace poco, un amigo, apasionado del ciclismo, me comentó lo maravillosa que había quedado su bicicleta después de haberle realizado una exhaustiva puesta a punto, y lo esperanzado que se encontraba en lograr asíunos mejores resultados al final de temporada. Sin embargo, se quedó pensativo, cuando le pregunté si había hecho lo mismo con salud. Y es que el ejercicio intenso produce grandes satisfacciones personales, pero puede asociarse o poner de manifiesto algunas patologías, entre ellas arritmias cardiacas, algunas más banales y otras de mayor importancia clínica.

Por ello, es cada vez más frecuente y recomendable que los deportistas no profesionales, pero que desarrollan un buen nivel competitivo, soliciten una valoración general para testar su estado de salud, previniendo, o incluso tratando, futuros problemas cardiológicos o metabólicos.

El prestigioso Sir William Osler sentenció en una ocasión que la medicina es la ciencia de la incertidumbre y el arte de las probabilidades”. Así, el conocimiento y chequeo previo de posibles patologías cardíacas y metabólicas, disminuye esa área de incertidumbre en aras de la realización de un ejercicio pleno, satisfactorio y seguro.

Quizás, el mayor temor que nos asalta, y tenemos desgraciadamente grabado en la memoria tanto de deportistas profesionales como de aficionados, sea la muerte súbita. Esta dramática consecuencia se relaciona en la mayoría de casos al engrosamiento de las paredes cardíacas (como en miocardiopatía hipertrófica) o cambios estructurales cardíacos, inducidos por arritmias. De hecho, un entrenamiento sostenido puede inducircambios estructurales como conduccionales (relacionados con el sistema de impulso eléctrico) del corazón.

Chequeo médico

Por ello, es recomendable, independientemente del grado de entrenamiento, la realización de un adecuado chequeo médico, a través de una historia clínica y exploración física (detección de soplos cardíacos o tonos arrítmicos),que pueda alertar sobre potenciales riesgos, así como la realización de pruebas complementarias nada invasivas,como electrocardiograma, ecocardiograma o una prueba de esfuerzo.

Si bien cuidarse no tiene edad, este abordaje es ESPECIALMENTE RECOMENDABLE a partir de los 35 años, y debería ser OBLIGATIORIO en el caso de haber sufrido algún episodio de pérdida de concienciadurante la actividad física.

Habitualmente solemos poner el foco al inicio de una actividad física o de una temporada deportiva en cuestiones como la alimentación o el desarrollo de un plan de entrenamiento más o menos exigente, adaptado a deportes de importante actividad aeróbica (running, ciclismo, spinning). Pero, en raras ocasiones solemos pararnos a pensar si nuestro cuerpo está en las condiciones ideales para comenzar ese reto.

¿Qobjetivos y beneficios puede aportar una estrategiapreventiva de evaluación, si realizas o comienzas una actividad física de competición o alta intensidad?

Conocer el estado de salud de nuestro corazón, en caso de no haber existido ningún problema previo (estrategia de puesta a punto”).

Descartar causas graves en casos de dolor torácico, sensación de asfixia (disnea) o pérdida de consciencia(síncope) durante la realización de ejercicio.

Valoración del paciente con hipertensión arterial o diabetes.

Estudiar a aquellos deportistas que hayan tenido entre sus familiares algún caso de muerte súbita a edades tempranas (antes de los 50 años) o que tengan antecedentes familiares de primer grado de enfermedad cardiaca.

A través de nuestras consultas podemos realizar esta valoración de forma sencilla y accesible. Así que recuerdaque el mismo esmero que empleas al elegir las zapatillas más adecuadas a tu perfil de corredor, o los mejores potenciómetros para tu bicicleta de ruta, deberías dedicarlo a valorar la máquina más perfecta con la que cuentas: TU PROPIO CUERPO.

Haz deporte, disfruta y mejora tus marcas con responsabilidad y seguridad: puedes hacer DEPORTES DE RIESGO o DEPORTE SIN RIESGOS.

Recordad que estamos a vuestra disposición en nuestra web (www.internistasevilla.com) para que podáis realizar consultas personalizadas.

Un saludo
Dr. Rafael de la Rosa Morales

 

Author